REGRESAR A MENÚ DE ARTÍCULOS    REGRESAR A MENÚ DE ARTÍCULOS
   REGRESAR    REGRESAR
258191285
Negocios
15 septiembre, 2016

La innovación mejora la competitividad a las microempresas mexicanas

Si una microempresa desea competir con éxito en el entorno de negocios actual, debe considerar varios factores estratégicos como son: una excelente propuesta de valor para sus consumidores, la investigación de tendencias y estilos de vida de sus clientes, la implementación de sistemas de gestión adecuados, la diferenciación de sus procesos, productos y servicios, la comunicación empática con el cliente en las redes sociales, la responsabilidad social del negocio, las relaciones y los servicios de atención continuos al cliente, entre muchos otros, los cuales implican una fuerte inversión financiera.

Una alternativa viable, y alcanzable, para las micro y pequeñas empresas mexicanas es incorporar estrategias de diseño e innovación, en los procesos de identificación de oportunidades de negocio y en la definición, desarrollo, prueba, evaluación y comercialización de sus productos y servicios. Así un microempresario o un emprendedor pueden mejorar su propuesta de valor ante sus clientes e incrementar su competitividad.

Con la adopción de un modelo de innovación centrado en los usuarios, los empresarios mexicanos pueden optimizar su oferta de productos o servicios y desarrollar mejores estrategias comerciales para competir local y globalmente, contribuyendo al desarrollo social, generando empleos y resolviendo necesidades.

Durante los últimos años en Estrategas Digitales (http://www.estrategasdigitales.com), hemos desarrollado estrategias de innovación exitosas, a partir del uso de la netnografía (investigación etnográfica en redes sociales), la investigación cualitativa de usuarios, entornos y tendencias, el análisis del consumo de los medios electrónicos, la búsqueda de una comunicación empática en redes sociales, generando casos de éxito donde la interdisciplina funciona como un elemento clave para incentivar la creatividad, la comprensión de la realidad y la competitividad, generando cambios positivos en la cadena de valor, en los procesos y estructuras administrativas de nuestros clientes y en la percepción de valor de las personas.

Las visiones actuales del pensamiento del diseño, el diseño emocional, el diseño de servicios, el diseño de experiencias, entre muchas otras, están brindado nuevas herramientas a los diseñadores para colaborar con las empresas en la investigación y comprensión de los gustos, deseos, y necesidades reales de sus clientes. El diseño es un motor para la innovación social. Más allá de alentar el consumo, busca mejorar la calidad de vida de las personas.

Sin duda hoy el diseño centrado en las personas es una herramienta útil para prospectar los escenarios sociales a partir de los cuales se pueden definir futuros procesos, productos, servicios o sistemas y descubrir cómo se puede generar valor a una cadena productiva, contribuyendo a la transformación del entorno social, desde una visión colaborativa.

Para impulsar tu negocio...

OPRIME ESTE BOTÓN OPRIME ESTE BOTÓN

Otros artículos

309232484
ArtículoNegocios
¿Cómo hacer un buen brief?
208664626
ArtículoTecnología
5 social apps que debes conocer
Estrategas Digitales
ArtículoTecnología
Nuevos retos para el Branding: el diseño de experiencias.